Pedro Castillo: “El Congreso, con el objetivo de atentar contra la voluntad popular, aprobó una ley que mutila el derecho al referéndum”

El presidente Pedro Castillo arremetió contra el Congreso por la reciente aprobación de la ley que restringe la convocatoria de un referéndum constituyente. “Como Gobierno, recurriremos al TC en vista de que esta ley es antidemocrática”, informó.

329

El presidente de la República, Pedro Castillo, confirmó que el Ejecutivo presentará una demanda de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la ley que estableció límites a la convocatoria de un referéndum constituyente.

Como se recordará, dicha norma fue aprobada este viernes por el pleno del Congreso y estableció que todo referéndum sobre una eventual reforma constitucional deberá ser aprobado de acuerdo al artículo 206 de la Constitución. Es decir, deberá ser aprobado previamente por el propio pleno del parlamento.

En respuesta, Castillo utilizó sus redes sociales para advertir que esta iniciativa “atenta contra la voluntad popular” y resulta “antidemocrática e inconstitucional”, por mutilar el derecho al referéndum.

El Congreso con el objetivo de atentar contra la voluntad popular, aprobó una ley que mutila el derecho al referéndum y que reclama una Asamblea Constituyente. Como Gobierno, recurriremos al TC en vista de que esta ley es antidemocrática e inconstitucional”, anotó.

En esa línea, el mandatario indicó que su gobierno no permitirá que se vulnere la participación política de los peruanos al someter su voluntad al parlamento, precisando que nuestro país “necesita ser refundado”.

No permitiremos que se vulnere la participación política de los peruanos, menospreciando, condicionando y sometiendo su voluntad a merced del parecer único del Congreso. El país necesita ser refundado ante una evidente crisis, dándole el único poder a la ciudadanía”, agregó.

Finalmente, Castillo calificó la norma como un “atentado contra la población”, reiterando que son los propios ciudadanos los que deben contar con el derecho “de apostar por su propio bienestar”.

Este atentado contra la población que ha exigido por años el cambio de una Constitución concebida en la dictadura, olvida que el poder del Estado emana del pueblo y se debe a su representatividad. Recae en los ciudadanos el derecho de apostar por su propio bienestar”, sentenció.