Pedro Castillo observó autógrafa de ley que estableció límites al referéndum constituyente

El presidente Pedro Castillo observó la autógrafa de la ley que impuso restricciones a la convocatoria de un referéndum para reformar la Constitución. Alegó que dicha autógrafa vulnera principios constitucionales y el derecho al referéndum.

388

El presidente de la República, Pedro Castillo, observó la autógrafa de ley que estableció que todo referéndum sobre reformas constitucionales deberá ser aprobado previamente por el Congreso de la República.

Como se recordará, el pasado 17 de diciembre el pleno Congreso aprobó esta iniciativa, modificando los artículos 40 y 44 de la Ley de los Derechos de Participación y Control Ciudadano para precisar que todo referéndum para aprobar reformas en la Constitución debe llevarse a cabo conforme al artículo 206 de la carta magna, por lo que es necesaria su previa aprobación en el parlamento.

El texto normativo fue remitido al Ejecutivo para su promulgación. Sin embargo, se optó por devolverlo al Congreso con observaciones, tras estimar que “restringe arbitrariamente” el derecho al referéndum contemplado por la propia Carta Magna” y que vulnera “principios constitucionales al establecer el tránsito obligatorio por un procedimiento de reforma constitucional”.

Además, el gobierno consideró que la norma altera el equilibrio de poderes, al apelar a una “lectura arbitraria” de las funciones del legislador que, además, podría devenir en un “absolutismo legislativo”.

Asimismo, genera el riesgo en la configuración de un absolutismo legislativo, ya que, al realizar la función de legislar fuera de los márgenes de constitucionalidad, se desatiende la prohibición establecida en el último párrafo del artículo 103 de la Carta Política, relativa a que ‘la Constitución no ampara el abuso del Derecho”, explicó el escrito remitido por el Ejecutivo al despacho de la titular del Legislativo, María del Carmen Alva.

Cabe mencionar que el oficio observatorio cuenta con la firma del presidente Pedro Castillo y de la premier Mirtha Vásquez. Ahora, el Congreso deberá decidir si acepta las observaciones o promulga la autógrafa por insistencia.