Personas tóxicas: ¿Qué hacer?, por Scarlet Castro

«En este mundo existe el bien y el mal, y así como en tu vida se atravesaron personas tóxicas, yacen personas buenas que hacen todo el proceso [anteriormente mencionado] más llevadero».

358

A lo largo de mi vida he conocido muchos tipos de personas, sin contar los que me faltan conocer. Me alegra que últimamente la toxicidad de personas o pensamientos sea más fácil de identificar, pues una vez que la aceptación llega, lo demás corre por cuenta propia, comienzas a sanar. Es importante analizar tu entorno de la misma forma en la que te analizas a ti, es muy sencillo señalar a alguien y tildarlo de tóxico, pero ¿Qué tanto te analizas a ti mismo frente a estas situaciones? 

 

Entonces, ¿Qué debo hacer frente a las personas tóxicas en mi vida?

 

Primero y como mencioné, identifica qué rol cumples frente a estos. Una relación, ya sea amorosa, familiar o amical involucra de dos a más personas, incluyéndote. ¿Cómo te sientes con estas personas y por qué sigues ahí?. El amor propio es uno de los temas más relacionados a lo presente, pues los límites que establezcas son proporcionales al valor que consideras tener, así, si eres una persona que se ama y reconoce lo que merece, no permitirás más a este tipo de personas en tu vida, sin embargo, la falta de autoestima y/o amor a ti mismo puede generar que se te dificulte alejarte. Existen muchas causas por las que puedes estar estancado ahí: Autoestima, búsqueda de aceptación ajena, soledad, entre otros. Una vez identificada la razón por la que te encuentras estancado en esta relación tóxica, es más fácil atravesar esos sentimientos, aceptarlos y comenzar a sanar. Entonces, regálate algunos minutos al día para hacer una introspección y reconocer lo que debes trabajar a profundidad contigo mismo.

 

En segundo lugar, no te estreses intentando entender el porqué de sus actitudes. Muchas veces solemos caer en dudas respecto a si nosotros estamos haciendo algo mal, pues son característicos de los comportamientos tóxicos los discursos envolventes e intercambio de culpabilidad. Caben en nuestra mente entonces, dudas como: ¿Qué estoy haciendo para que esta persona se porte así conmigo?, ¿Será que soy yo el problema?, ¿Estoy siendo muy permisivo con su accionar?, etc. Para esto, una de las mejores herramientas a utilizar frente a estos escenarios es la compasión y empatía. Ponte a pensar en los vacíos que estas personas deben sentir, y la forma en la que los llenan con estas actitudes; hablando de otros, siendo desconsiderados, lastimando o no midiendo sus palabras y acciones. No confundamos el tratar con compasión a mantenernos cerca rompiéndonos la cabeza e intentando entenderlos, el pensar sus actitudes como consuelo ante un vacío emocional que cargan solo te facilita la aceptación y el soltar a estas personas.

 

Por último, rodéate de personas que te inspiren, y conviértete en una tú también. En este mundo existe el bien y el mal, y así como en tu vida se atravesaron personas tóxicas, yacen personas buenas que hacen todo el proceso anteriormente mencionado más llevadero. Todos hemos pasado por alguna relación tóxica, ya sea con una pareja, amigo o familiar, y sabemos que el desprenderse no es tan sencillo como lo cuentan, sin embargo, que no se nos olvide atraer a los amigos que descuidamos por focalizar nuestra atención en las personas tóxicas que se encontraban pasando por nuestra vida. Recomiendo muchísimo mantener un círculo de amigos muy reducido y aprovechar los momentos en familia,  para así verlos como un refugio, amigos a los que puedes acudir si te dañan, soportes cuando te encuentras sanando alguna herida, y luces de esperanza cuando piensas que te encuentras solo en el mundo. Las personas tóxicas existen, y seguirán apareciendo en tu vida, pero con estas herramientas puede ser un poco más fácil sobrellevarlo. El amor propio se trata de eso también. Si algo te está haciendo sentir mal, quítale el único poder que tiene, tu atención.

 

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.