¿Qué es una crisis de ansiedad?

307

Quién en su vida no ha experimentado una crisis de pánico o temor extremo, en muchos casos ello pasa también por una falta de sueño, consecuencia directa del estrés diario, esto resulta preocupante para quien la sufre y es (en muchos casos) mal entendido por quienes rodean a quien es el afectado, directo.

La crisis de ansiedad ocurre de manera típica en cuestión de segundos y la persona, sobre todo las primeras veces, cree que es víctima de un infarto, un ahogo súbito o un mareo que puede hacerle caer al suelo y en ocasiones se presenta como el principio de un estado de locura.

Pero la crisis de ansiedad es una reacción de miedo o malestar intenso que se presenta de forma repentina y alcanza su máxima intensidad en cuestión de dos o tres minutos o diez como máximo.

Esta es una reacción de miedo intenso que va acompañada de cuatro o más síntomas, estos son:

Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardiaca

Sudoración

Temblores o sacudidas

Sensación de ahogo o falta de aliento

Sensación de atragantarse

Opresión o malestar en el pecho

Náuseas o molestias abdominales

Inestabilidad, mareo o desmayo

Sensación de irrealidad (desrealización) o de estar separado de uno mismo (despersonalización)

Miedo a perder el control o volverse loco

Miedo a morir

Sensación de entumecimiento u hormigueo

Escalofríos o sofoco

Ojo que cuando no se alcanzan los cuatro síntomas requeridos de la tabla anterior, pero hay malestar suficiente, hablamos de crisis de síntomas limitados o minicrisis.

Estas crisis de ansiedad pueden presentarse en situaciones muy distintas, como:

En ascensores

En espacios abiertos

En supermercados

Cuando hablamos con extraños

Cuando hablamos con personas atractivas o con autoridad

Cuando vemos una jeringuilla o una herida con sangre

Para el control de la respiración existen dos técnicas básicas provenientes del yoga. Son la respiración alterna y la respiración abdominal. Para la meditación solo se exige estar en un lugar relajado y silencioso un mínimo de 20 minutos. Una variedad de la meditación es la visualización, que consiste en concentrarse en determinadas imágenes mentales que permitan a nuestra mente serenarse y olvidarse de lo que nos preocupe o cause temor.

Si a pesar de los métodos preventivos acabamos sufriendo una crisis de ansiedad o vemos a alguien padecerla, el remedio más utilizado es recurrir a una bolsa que colocaremos de manera que boca y nariz estén dentro de ella. La persona que esté sufriendo la crisis de ansiedad deberá inspirar profundamente por la nariz y expirar lentamente por la boca hasta que se haya tranquilizado.

De tener crisis constantes hay que acudir a un psicólogo en primera instancia y luego este verá si hay que derivar al paciente a un psiquiatra.