¿Regreso a la Alemania de Weimar? Inflación venezolana obliga a tenderos a pesar el dinero

1.160

Venezuela lucha por controlar la inflación de tres dígitos. El dinero vale tan poco que ahora, los dueños de tiendas están recurriendo a pesar el dinero, porque contar billetes resulta demasiado tedioso.

Miriam Borthomier, dueña de un supermercado, cuenta que ahora utiliza las balanzas que antes usaba para pesar queso con billetes: «Pongo los fajos en la balanza que utilizo para pesar queso y multiplicar el peso por el valor de los billetes, de lo contrario es horrible, perdería todo el día contándolos».

100 billetes venezolanos de cualquier valor pesan 110 gramos. 100 billetes de bolívar, el que tiene más valor, equivale a aproximadamente dos dólares estadounidenses en el mercado negro. Por ende, los consumidores están obligados a llevar bolsas llenas de efectivo al momento de realizar sus compras.

Esperando que el reciente acuerdo de la OPEP impulsara las enormes arcas de Venezuela, el ministro de Comercio, Jesús Faría, dijo que «en medio de tal turbulencia» el gobierno desvelaría el martes medidas para estabilizar la moneda.

En medio de un colapso en el mercado, paralizado por una inflación de tres dígitos, el banco central del país dijo que comenzaría a circular billetes de mayor denominación, incluyendo 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares, la próxima semana.

Carlos Miguel Álvarez, economista principal de Ecoanalítica, ve la medida como miope. «Los nuevos proyectos de ley pueden facilitar las transacciones, pero a menos que se corrijan las distorsiones económicas inflacionarias, no durarán mucho tiempo como un alivio».

El banco central venezolano ha mantenido en secreto los datos de inflación por un año, pero Álvarez pronostica que superaría el 511 por ciento este año. El FMI pone la inflación de 2016 en 476 por ciento.