Rumbo al 2016

1.103

Se termina la campaña municipal y los radares políticos detectan el acercamiento de la campaña presidencial por las Elecciones del 2016. No es difícil imaginarse quiénes serán los contendores y tampoco es difícil saber que en los próximos meses estos irán apareciendo en los medios, se irán metiendo en el huracán político para dar los primero golpes, irán marcando terreno. No se sorprenda querido lector, la campaña la tenemos encima.

Hablemos primero de los fijos. Sin duda tenemos que empezar con Alan García, el único candidato con un verdadero partido sirviéndole como plataforma, un partido que ha dado un grito fuerte en las elecciones por Lima con Cornejo. De ganar las elecciones del 2016 Alan García cumpliría su sueño de ser el presidente que celebró el bicentenario de la independencia del Perú dejando seguramente una buena cantidad de monumentos e hitos presidenciales para que se le recuerde como tal ¿Puede ganar? Yo creo que es el favorito a pesar de que la señora Keiko Fujimori esté en la cima de las encuestas (por lo menos tendremos alguien que sepa hablar en los debates)

¿PPK? Seguramente se lanzará a la presidencia y quizá tenga menos suerte que en las elecciones pasadas, no tiene un partido que lo sostenga (Como muchos candidatos) y su edad tendrá el mismo efecto que la de Mccain, en Estados Unidos, en los ojos de los electores ¿Quiénes serán su público principal? En la contienda electoral del 2011 vivimos la fiebre de los PPKausas, un grupo de jóvenes que en su mayoría se iban por la imagen de ‘el tío bacán’ y que formaron gran parte de los votos por el que ‘sí sabe cómo hacerlo’. Sí, puede intentarlo de nuevo por ese camino pero los murmullos políticos dicen que va a tener competencia de un ‘Outsider’ apoyado por nada menos que el ícono pop de la cocina peruana, Gastón Acurio.

Este outsider seguro tendrá como objetivo el público joven pero con tantos zorros experimentados en la contienda electoral ¿Habrá lugar para un outsider? A mí me huela a que no, especialmente porque el outisider que se dice que lanzará Acurio todavía es una absoluta abstracción en el imaginario de los peruanos ¿Quién es? ¿Qué hace? ¿Patea con la izquierda o la derecha? ¿Tendrá la armadura para luchar por la presidencia o será un proxy que alise el camino para una futura candidatura de quien hoy en día lo lanza? Habrá que ver.

¿Toledo? Creo que cavó su propia tumba con el turbio asunto de Ecoteva ya que ningún peruano, especialmente quien les habla, cree en su inocencia (pero eso lo tendrá que juzgar la autoridad pertinente) ¿Quién será el candidato del partido de Nadine Heredia? Queda claro que ella no lo será ¿Será Anita Jara? No creo que sea una mala idea, ojo no porque quisiera que Jara sea la presidenta sino porque ya tiene cierto nivel de popularidad y para Nadine sería genial tener otra marioneta en el poder o por lo menos alguien que deje una huella clara en los electores, pensando en su futura candidatura ¿Abugattas? No, a sancho hay que dejarlo de escudero en el congreso, debo admitir que lo hace de forma genial. Jara sin duda es la opción más razonable.

Y ¿Quién será el candidato de la caviarada? Tiene que haber uno, no iría con ellos aceptar el atardecer de su ideología ¿Villarán? A alguien escuché diciendo que era una posibilidad y no me sorprendería, considerando la arrogancia que la caracteriza, aunque no cabe duda que sería un ejemplar acto de masoquismo, todos los candidatos la golpearían por el lado de su precaria (y corta) gestión municipal. Pero quiero pensar que Susana tiene un poco de sangre en la cara. Otro nombre que parece sonar en las agendas de la izquierda es el del venerable padre Marco Arana, un hombre que me produce unos escalofríos increíbles. Lo peor de todo es que puede que tenga una buena cantidad de popularidad en el interior del país, desde ya puede contar con todos los votos cajamarquinos y de todos los zurdos que forman la peste anti minera que erosiona el país, ¿una victoria suya seguro significaría un ministerio o una vicepresidencia para Marisa Glave? ¿Feo no? Pero me tranquilizo viendo su competencia, basta que tenga un debate con el caudillo aprista para verlo derrumbarse. Una vez más, habrá que ver.

Más o menos así es como se va formando el panorama político para las elecciones presidenciales un poco más de lo mismo con una posible sorpresa que quizá decepcione. Ollanta se va despidiendo luego de un gobierno que pasará al olvido y los candidatos van preparando a sus equipos ¡Qué emoción!