¿Se acabó la luna de miel a PPK?, por Ana Jara  

425

¿Qué pasó PPK? ¿En qué momento “se nos rompió el amor”? (como reza una canción de Rocio Jurado) ¿Porqué no celebramos ya tus carcajadas destempladas, tus pasitos tuntún en medio de ceremonias oficiales y tus chispoteadas que tu bautizaste como humor inglés?

¿Será que todo esto fue minando la confianza en tu gobierno? Veamos brevemente todo lo que ha ocurrido en estos últimos meses:

  1. Caso Moreno:

Esperábamos un deslinde a tiempo y enérgico del Presidente de la República en cuanto al mal accionar de su propio asesor Carlos  Moreno; los días transcurridos desde que se conocieran los audios en la PCM hasta las primeras declaraciones públicas de PPK, sobre este desaguisado, jugó en su contra de la credibilidad de la gestión (diez días aproximadamente).

¿Y qué pasó? A la consulta de la prensa de porqué de la salida del asesor presidencial, el Presidente optó penosamente por ocultar las razones de la abrupta salida de Moreno del Ejecutivo, señalando con voz paternal que “el hombre por su carga laboral, siendo también médico en ejercicio, había decidido por sí mismo, dejar la asesoría“. 

Horas después, la ciudadanía supo las verdaderas razones de la salida de Moreno y  por más que quisieron dorar la píldora, “que había de conducirse con mucho cuidado con los términos con que se despedía a Moreno del Despacho Presidencial”, según declararon voceros del Oficialismo, llegándose al extremo de dársele las gracias por los servicios prestados en nombre de la nación”, borrándose inexplicablemente el registro visual de visitas a Palacio de Gobierno en el periodo en que este hombre fue asesor presidencial, conforme han admitido ante la Fiscalía;  ensayar una tímida denuncia sí se quiere tardía, por el propio Ejecutivo con la consabida frase “contra quienes resulten responsables” sin individualizar al protagonista de los audio escandalosos, etc; ninguna de estas acciones posteriores al escándalo Moreno, pudieron borrar de la retina de la opinión pública, las primeras declaraciones de PPK, que se asume como protección a su ex asesor ni los pocos reflejos de sus asesores y ministros.

  1. Preocupante permisividad:

Frases como “un poquito” o “no es el fin del mundo”, en temas de contrabando o el consumo de marihuana (puchitos), o aquello de “jalarse Congresistas (de oposición)”, que en boca del Jefe del Estado no suena a inocentada. ¿Cómo confiar en una persona llamada a representarnos, que debe ofrecer batalla por nosotros, sin cuartel frente a estos crímenes que socavan el orden público, la moral y las buenas costumbres?

  1. Marchas y contra marchas:

Desaciertos clamorosos, en algunos casos, en contracorriente de la opinión de la Contraloria General de la República que vela por la correcta administración de los recursos públicos, entre otros entes, como por ejemplo el de la Reducción del IGV, el del Proyecto del Aeropuerto “Chinchero” y la suscripción de su cuestionada Adenda, el planteamiento de la Cuestión de Confianza a eventuales censuras a sus ministros, etc.

Desnuda a un Ejecutivo que anuncia decisiones que no son capaces de sustentar y/o defender y por el contrario a las primeras de cambio, le echan la pelota (hablando en el argot futbolístico) a otros poderes o entes del Estado, como el Congreso o la Contraloría General de la República, para poder darle a sus acciones, la llamada “Sostenibilidad”.

  1. El tsunami Odebrecht:

Las declaraciones de parte de Jorge Barata contrastado por cuentas bancarias, de que el ex Presidente Alejandro Toledo, habría recibido una millonaria coima por el otorgamiento de la construcción de la conocida Carretera Interoceánica a favor de Odebrecht, ha levantado olas que arrasan a un gran sector de la clase política, donde ¡oh sorpresa!, el hoy Presidente Pedro Pablo Kuczynski tuvo participación directa o indirecta como ex ministro de Economía y Presidente de PROINVERSION en la época que se dieron los hechos, Agosto del 2005, en donde el proceder de los funcionarios involucrados en el tema, se sustentaron en informes legales que al momento de su formalización NO habrían sido materialmente expedidos, según declaración de parte del reputado abogado Juan Monroy, ante el Congreso, hechos que por lo demás se deben esclarecer, viene remeciendo el ambiente político en el país.

Habida cuenta, pareciera que habláramos de un gobierno en sus postrimerías y no de un gobierno que recién inicia sus 5 años de mandato constitucional.

¿Qué pasa entonces con la confianza del pueblo hacia su gobernante si se acaba la luna de miel? Bueno, si procediera de manera sincera y firme frente a los actos de gobierno y el propio Presidente Kuczynski hiciera oportuno deslinde ante cuestionamientos que surgieran en materia de corrupción, prescindiendo sí fuera el caso, de sus propios ministros de Estado, podría detenerse el prematuro desgaste político y la caída abrupta en la aceptación popular, su futuro depende de sus propias decisiones.

Si alguno tiene oídos para oír, que oiga” (Marcos 4:23).