Se cumplen 80 años del bombardeo de Guernica, que inspiró obra de Picasso

197

La famosa y más representativa obra de Pablo Picasso, “Guérnica”, tuvo alguna vez un origen. Este fue el bombardeo de Guernica ocurrido un día como hoy, el 26 de abril de 1937, en el marco de la Guerra Civil Española.

El ataque fue perpetrado por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, que combatían en favor del bando sublevado contra el gobierno de la Segunda República Española. Las estimaciones actuales de víctimas cifran los fallecidos en un rango que abarca de los 120 a los 300 muertos.

En declaraciones a la BBC, un sobreviviente de este lamentable suceso narra lo siguiente: “Escuchamos caer una bomba, y otra, y otra, y otra… Aquello parecía no tener fin. Y cuando salí del refugio antiaéreo, encontré ante mí un paisaje aterrador. Todo mi pueblo estaba ardiendo, convertido en una gigantesca bola de fuego”.

Su nombre es Luis Iriondo y tiene 94 años. Pero aún recuerda como si fuera ayer la pesadilla que vivió en Guernica, en el País Vasco, hace hoy 80 años. En aquél entonces, Iriondo tenía 14 años.

Lo sucedido aquel día fue tan atroz, tan inhumano, que Pablo Picasso decidió que no podía quedarse de brazos cruzados. La tragedia lo empujó a pintar el cuadro más famoso de los más de 45.000 que realizó en sus 91 años de vida: El Guernica, que es parte de la colección permanente del museo Reina Sofía de Madrid, y lleva el nombre del pueblo en español.

Es un óleo gigantesco de 3,49 metros de ancho y 7,77 metros de largo, hecho en blanco y negro, en el que aunque no hay bombas, ni aviones de combate, ni ametralladoras, ni munición, ni ningún tipo de armamento, representa un grito desgarrador contra el horror y la barbarie de la guerra.18159676_10154311353101782_1544022672_o