Ser asesor inmobiliario es negocio redondo, por Alejandro Lostaunau

497

En los tiempos actuales mucha gente ya no quiere un trabajo sino más bien un negocio que le dé importantes ganancias y que le permita manejar sus tiempos y pasar más tiempo con su familia. En esa línea la opción de ser asesor inmobiliario es una excelente oportunidad para progresar y cambiar tu vida.

Un asesor inmobiliario se encarga de ser el intermediario para la venta o alquiler de una propiedad. Para ello tiene que lidiar con el comprador, el propietario y todo lo que compone una operación que puede ser complicada pero no por ello no beneficiosa cuando llega a buen término.

Me preguntan qué necesito para ser un asesor inmobiliario. La respuesta es sencilla; muchas ganas, actitud y una buena empresa que te cobije y que te dé el soporte tanto legal como comercial para que puedas tener éxito.

Como persona de bienes raíces manejo mis tiempos, gano las comisiones más altas del mercado y lo que es mejor puedo crecer como la espuma ya que el cielo es el límite. Además, no vendo propiedades sino trabajo con personas y me divierto. Parece mentira, pero es muy entretenido el mundo inmobiliario.

Para vender una propiedad necesito trabajar en equipo y estar con los mejores, es decir tener los más experimentados maestros para lograr grandes metas. Sólo con disciplina y mucha capacitación se puede llegar muy lejos.

Ver la sonrisa de un cliente cuando adquirió su propiedad es grandioso, más extraordinario aún es cuando hiciste un buen trabajo y te recomiendan.

Soy Alejandro Lostaunau, asociado a RE/MAX Full inmobiliaria, tengo más de cinco años en bienes raíces, te invitó a que te unas a mi equipo, sólo llámame o escríbeme al 983536762 para ayudarte.