Si soy un trabajador dependiente: ¿Qué necesito para afiliarme a un plan de EPS?

El tamaño de la empresa en la que trabajas no importa: sea grande, mediana o pequeña, puedes contratar un plan de EPS.

869

Si eres un trabajador dependiente, puedes elegir cómo proteger tu salud: además de tener derecho a que tú y tu familia se atiendan en EsSalud, también puedes contratar un plan de una Entidad Prestadora de Salud (EPS) para complementar esa protección.

Actualmente, alrededor de 815 mil peruanos han optado por contar con esta cobertura: es decir, alrededor de 30 de cada 100 trabajadores formales tiene una EPS, cifra que aún es baja al considerar que representa apenas al 5% de la Población Económicamente Activa (PEA). En el Día Mundial de la Salud, es importante conocer cuáles son las opciones que el mercado ofrece para que más trabajadores dependientes puedan protegerse ellos y a sus familias.

“Las EPS brindan un servicio de salud integral a los trabajadores y sus familias, que pueden usar en cualquier momento, tanto en clínicas privadas de Lima como en provincia. Así, pueden contar con facilidades en atención por emergencias, exámenes, citas con distintos especialistas, entrega de medicinas, entre otros”, explica Carlos Siles, gerente de la División de Negocios de Salud de Pacífico Seguros.

¿Cuál es el procedimiento para afiliarme a una EPS?

Ya sea por iniciativa del empleador o ante la solicitud del 20% de los trabajadores (como mínimo) se invitan a las Entidades Prestadoras de Salud a presentar sus planes y son los colaboradores quienes eligen la opción que les sea más favorable.

“En toda empresa formal, el 9% del sueldo del trabajador se destina a Essalud para su atención médica. En el caso de los trabajadores con un plan de EPS, el 2.25% de ese 9% se destina a este fin, y el resto se mantendrá para Essalud. Así, ningún trabajador pierde la opción de atenderse en Essalud si así lo requiere”, detalló.

¿Importa si trabajo en una empresa grande o pequeña?

No. Aunque tradicionalmente la EPS sólo la contrataban empresas grandes, actualmente existen alternativas que permiten que las empresas más pequeñas puedan acceder a estos planes de salud. “El plan de EPS Colectivo permite que todas las empresas más chicas puedan afiliarse, conformando una gran bolsa. De esta manera, el gasto en salud se diluye, asegurando la sostenibilidad de la cobertura en el tiempo”, explica Siles.

¿Qué me cubre una EPS?

Es un seguro integral, es decir, que te cubre ante emergencias, consultas, hospitalizaciones, y demás necesidades de salud que puedas tener. Incluso la atención de pre-parto, parto y post-parto, ofrece un chequeo preventivo anual, programas para el tratamiento de enfermedades crónicas, entre otros. Asimismo, cuenta con cobertura oncológica,  y otras como odontología, oftalmología, ambulancias 24 horas, médicos a domicilio y por teléfono.

¿Qué pasa si dejo de trabajar?

Aquellos que tienen EPS pero están cercanos a jubilarse, dejaron sus trabajos o quieren convertirse en independientes pero mantener su cobertura, cuentan con la opción de la EPS individual. ¿Qué es? “Es un plan de salud contratado de manera independiente, que permite al afiliado seguir atendiéndose con coberturas similares, además de tener continuidad si cambia de EPS; es decir, sirve como un puente para la continuidad entre las EPS regulares”, finalizó.

Costos de atenderse sin plan de EPS (*)

Emergencias Hospitalización Oncología
Emergencia Médica

S/2,000 a S/20,000

Habitación
(7 días)

S/21,000

 

Tratamiento
oncológico

S/70,000 a S/200,000
(anual)

Apendicitis

S/10,000

Diálisis

S/40,000

 

Parto normal

S/5,000

Operación cardiovascular

S/60,000

(*) Costos referenciales