¡Siga así señor Segura!

274

Uno sabe que algo es digno de ser apoyado cuando es rechazado por personajes como Yonhy Lescano, Manuel Dammert y Natalie Condori, y aún más si motiva protestas por grupillos como la marxista Confederación General de Trabajadores del Perú.

Yo saludo y aplaudo la nueva ley laboral que ha aprobado el congreso. La saludo pues significa un gran paso para desterrar la informalidad de nuestro país y porque facilita el ingreso de jóvenes al mundo laboral y de esta forma a una capacitación más real de lo que implica el mismo. Y lo aplaudo pues representa un primer escalón en reformar el modelo absurdamente proteccionista y social demócrata que impera en el universo laboral peruano.

¿Qué implica esta ley? Para fomentar la contratación y formalización de jóvenes entre 18 y 24 años la ley reducirá los beneficios laborales que estos recibirían hoy de ser contratados y puestos en planilla. Normalmente un joven carente de experiencia no es puesto en planilla ya que muchísimo dinero se tendría que gastar en él (Porque usted sabe que el Perú es uno de los países donde más tienen que pagar las empresas en beneficios a los trabajadores), ahora el joven podrá estar en planilla sin significar un gasto mayor para le empresa, ayudando a formalizar su situación.

‘¡Pero las empresas desgraciadas son las únicas que se benefician! ¡Nadie piensa en el pueblo!’ tranquilo señor marxista estereotípico permítame darle una pequeña inyección de racionalismo. Desde un principio siempre fue absurdo darle tal cantidad de beneficios a los jóvenes trabajadores, el Estado recién está entendido que el ‘welfare’ (bienestar) no es algo que se tiene que repartir equitativamente entre todos los peruanos, el welfare tiene que llegar a las manos de quienes lo necesitan, así como los subsidios. En su gran mayoría los jóvenes no tienen la necesidad de recibir una gratificación o CTS (esto creo que es aún más lógico, se lo dejamos a usted) por el simple hecho de que no tienen el mismo bagaje de gastos que puede tener un padre o madre de familia. ‘¡Pero si el Estado inconsciente no se da cuenta que hay jóvenes que mantienen a sus familias!’ Eso es cierto señor marxista estereotípico pero sepa que el muchacho aún ganará un sueldo y estará más seguro ya que seguramente antes trabajaba de forma informal, sin un contrato o quizá bajo el rótulo de practicante, ahora será más fácil tenerlo en planilla y la ley lo protegerá de despidos injustificados (cosa que no puede hacer con un trabajador fuera de planilla) y un detalle aún más interesante, esta ley hace que los contratos tengan una duración mínima de un año lo cual asegura un año de trabajo a los jóvenes como mínimo en la empresa en la que deseen trabajar. Aparte si tanto le duele la ley sepa que cuando el muchacho cumpla los 25 años volverá al régimen común.

‘Pero esto es un terrible acto de  discriminación hacia los jóvenes’, no mi estimado caviarín, no es discriminación, es una redistribución inteligente de los recursos y una forma de no sólo lograr que la gente que legítimamente los necesita reciba los beneficios, sino una forma de estimular la entrada de más personas al mundo formal y eso implica, en teoría, algo que seguramente a usted le encanta, ¡Más gente pagando impuestos!

No se complique señor lector, este es otro proyecto positivo puesto en marcha este año por el MEF y a la larga contribuirá a arrancar de nuestro país la peste de la informalidad y beneficiará sobretodo a todos los jóvenes trabajadores. Lo que queda clarísimo es que no va a ser una ley popular y va a estar llena de pasiones políticas, lo más probable (y lo que se está viendo) es que los izquierdosos salgan a llorar a las calles y a implorar justicia (Como si hicieran otra cosa en un día normal de trabajo) y habrán más políticos como Alan García y Alejandro Toledo que se mostrarán en contra ¿por qué lo hace Alan García? Quizá lo hace pensando en la campaña por el 2016 ya que no quiere comerse el posible rechazo de ciertas porciones de la población y quizá lo hace también por mantenerse como férreo opositor del gobierno ¿Y por qué lo hace Toledo? Él Seguramente lo hace porque ya no sabe qué hacer.

Pero con todo eso dicho: Siga así señor Segura, vamos por buen camino.

 

PD: Qué cobardes los fujimoristas, después de apoyar la ley y luego de ver las protestas llevadas a cabo por todos estos jóvenes socialistoides, sale un vocero pidiendo su suspensión, si la señora Keiko algún día quiere ser presidente su partido tiene que mostrar un mínimo de apoyo a sus convicciones. Una vergüenza.