Solo el 20% del presupuesto de salud es destinado a inversión pública

271

La Asociación de Contribuyentes del Perú elaboró un informe sobre la ejecución del presupuestal destinado a salud en los últimos 9 años. Encontró que solo 20% – en promedio – se ha destinado a inversión pública y de este, solo se ha ejecutado el 65% en los últimos 5 años.

En el mensaje presidencial, el presidente Martín Vizcarra anunció que el presupuesto destinado a salud superaría los 20 mil millones de soles en 2021. Sin embargo, los hechos nos demuestran que nuestras autoridades no siempre ejecutan eficientemente el presupuesto que se les otorga.

Entre 2011 y 2019, el presupuesto de este rubro se duplicó, pasando de más de 9 mil millones a más de 20 mil millones. Lo mismo ocurrió con el gasto en dicho periodo, que pasó de S/7,781 millones en 2011 a S/18,513 millones en el 2019.

El informe detalla que el 80% del presupuesto es destinado a gasto corriente; es decir, a la adquisición de bienes, servicios, remuneraciones y transferencias; y, el 20% a inversión pública. Cabe resaltar, que el presupuesto destinado a inversión pública se ha reducido de 21% en el 2019 a 17% en este año.

 

¿Por qué se destina tan poco a un rubro tan importante?

Los gastos de inversión pública son aquellos que deberían destinarse a infraestructura (construcción de hospitales), compra de equipos, mobiliarios y aparatos médicos, pero estos solo representan el 20% del total del presupuesto. Es así que, de cada 10 soles, 8 corresponden a gasto corriente, y solo 2 se dedican a inversión pública.

El poco dinero asignado a inversión pública, no es el único problema del sector, sino también su pobre ejecución. “Mientras el gasto corriente se ha ejecutado al 94% en promedio y presenta una tendencia positiva, la ejecución de la inversión pública alcanza niveles de 65% en promedio, con una clara a la baja desde 2015”, detalló Marcel Ramírez, Director de la Asociación de Contribuyentes.

El también Profesor de la Escuela de Gestión Pública de la UP, afirmó que la ejecución promedio del presupuesto destinado a infraestructura en el período 2011-2015 (gobierno anterior) llegó a ser de 67% y en el período 2016-2019 existe un retroceso de 13 pps menos (54%).

En relación al gasto corriente destinado a personal, la Asociación detalló que, de cada 10 trabajadores, 4 son profesionales de la salud, 3 personal administrativo y 3 personal técnico. “Si nos fijamos exclusivamente en médicos, existe 1 médico por cada 2 trabajadores administrativos”, afirmó Inés Marrache, Jefa Institucional de la Asociación.

 

RECOMENDACIONES DE LA ASOCIACIÓN DE CONTRIBUYENTES DEL PERU

La pandemia ha develado las limitaciones de nuestro sistema en términos de infraestructura, camas, equipos médicos, los mismos que se adquieren a través del presupuesto de inversión pública. Este, además de ser pobre respecto del gasto corriente (solo el 20% del total), presenta bajos niveles de ejecución, con especial énfasis en este gobierno. En ese sentido, solicitamos que las autoridades competentes pongan especial atención en la ejecución de este presupuesto y se propongan metas para su evaluación constante, así como la evaluación de su posible incremento respecto del presupuesto total del sector.

Asimismo, Jose Ignacio Beteta, Presidente de la Asociación sugiere renovar el sistema de evaluación y compra de medicamentos y tratamientos del sector, con el fin de ser más transparentes, rápidos y eficientes, ya que existen tratamientos con hasta 30 años de antigüedad para cáncer, leucemia y algunos tratamientos que tardan 3 o 4 años en ser aprobados por la DIGEMID.

 

Otros datos:

Perú, cuenta con 1.3 médicos por cada mil habitantes, promedio muy por debajo de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que se acerca a los 33 por cada 10 mil habitantes.

Respecto al 2019, el tiempo promedio de programación de citas en los establecimientos de salud públicos a nivel nacional es de 60 horas, mientras que el tiempo promedio de espera para ser atendidos fue de 51 minutos.

A marzo 2020, solo el 40% de la población buscaba atención, 2% por debajo de lo registrado en el mismo periodo en 2019; el 15,8% prefirió realizar sus consultas en una farmacia; el 12,8% acudió a establecimientos del MINSA y el 5,6% a establecimientos de EsSalud y el 5,4% acudió a un consultorio privado.