Soufflé de queso

778

ra 10 personas

Ingredientes:

Salsa blanca:          

100 gramos de mantequilla

100 gramos de harina sin preparar

350 ml. de leche fresca

150 ml. de crema de leche

Sal, pimienta y nuez moscada

 

Para terminar el soufflé:

8 yemas

12 claras

½ taza de queso parmesano rallado finamente

½ taza de queso gruyere rallado finamente

Mantequilla y harina para los moldecitos (tener listo antes de empezar a preparar la receta)

Preparación:

Enmantequillar y enharinar los moldecitos individuales de soufflé o sino, uno grande.

Salsa blanca: derretir la mantequilla en una olla mediana y de fondo grueso (para que no se queme). Agregar harina y mezclar bien,  cocinándola por 5  minutos a fuego bajo para que no se queme. Retirar del fuego en una olla aparte, calentar la leche y la crema de leche. No debe hervir, sólo debe estar caliente. Ir echando los líquidos sobre la mezcla de mantequilla y harina (roux) fuera del fuego y mezclar bien antes de devolver al fuego, sobre todo por los lados de la olla. Echar sal, pimienta y nuez moscada fresca y cocinar, dándole punto. Debe estar espesa y que se cocine un poco más la harina.

Fuera del fuego echarle a la salsa blanca las yemas una por una y mezclar con un batidor de mano. Poner en un tazón grande y dejar enfriar, tapado con plástico que choque la salsa blanca.

Cuando está fría la salsa blanca agregar  el queso parmesano y gruyere. En este punto, se prueba la sazón, para que esté un poco más fuerte de lo normal ya que se va a bajar los sabores con las claras a punto de nieve. Batir las claras a punto de nieve; el tazón debe estar bien limpio, bien seco y las claras no deben tener nada de yemas. Agregar una parte de claras y mezclar rápidamente, el resto de claras se agrega en forma envolvente y nunca pegarle con la espátula al tazón para no bajarle el aire.

Rellenar los moldes a ¾ y hornear todos juntos sobre una lata, a 185 grados C / 350 grados F hasta por aprox. 20 minutos, dependiendo del molde, es mejor ir viendo por la puerta del horno, no abrir porque si no se bajan.

Apenas están listos e infladitos se sirven encima de un platito mas chico, no hay que desmoldarlo. Se sirve en el mismo moldecito.