Superior de Sodalicio encaró a Figari y está dispuesto a expulsarlo

1.816

El Superior General del Sodalicio, Alessandro Moroni Llabres, confesó haber ‘encarado’ a Luis Fernando Figari, acusado actualmente de haber ejercido abusos físicos y maltratos de diversa índole contra exmiembros de su congregación. En entrevista para El Comercio, el religioso manifestó tener ‘verguenza’ por la situación que le ha tocado afrontar y si es necesario expulsar al fundador, una vez comprobadas las denuncias, se tendrá que proceder con dicha medida.

«Estoy en coordinaciones permanentes con la Santa Sede. Sé que  el Ministerio Público va a investigar de oficio. Yo y las autoridades del Sodalicio vamos a colaborar. Es una situación inaceptable y penosa. Nos da vergüenza«, dijo Moroni.

«Encaré a Luis Fernando. Lo negó todo. Mientras que la justicia investigue, lo he aislado en una comunidad específica para eso en Roma», expresó el Superior sodálite. Cabe mencionar que en este último comunicado, Moroni reveló que Figari se ha declarado inocente de los delitos de los que se le acusa y ha decidido no ofrecer declaraciones públicas, como debería ser su ‘obligación moral’ como sodálite.

El líder religioso explicó que ha ordenado el aislamiento de Figari hasta que se esclarezca la situación que se vive actualmente. «Lo he aislado por información diversa. Los sexuales, hasta el día de hoy, no están probados. Él vive en retiro desde el 2010, pero la decisión de que se vaya del Perú en definitiva fue en el 2014. Por eso en registros migratorios aparece que tiene distintas entradas y salidas. Salió del Perú en abril», explicó al diario.

Finalmente, pronunció un mensaje a los miembros de su comunidad. «Quiero que todos los sodálites se sientan orgullosos de pertenecer a esta institución, no porque seamos los mejores, o sea, una institución inmaculada, sino porque es una institución humana capaz de reconocer sus errores y capaz de mejorar».

¿TORTURAS EN NOMBRE DE LA FE?
En un momento específico de la entrevista, el Superior se ve en la complicada situación de responder por las supuestas medidas de ‘tortura’ que se aplicaban a los sodálites, años atrás. Específicamente, se le pregunta: «¿Se les hacía dormir en la escalera, tomar la sopa en una zapatilla o comer incontables platos de arroz con leche con kétchup?

Moroni responde: «Muchas de esas cosas ocurrieron y las lamentamos profundamente. Estamos en un proceso de cambio radical para que nunca más pasen, son una locura».

Una de las primeras reacciones a estas declaraciones fue la de Jose Enrique Escardó, otrora sodálite durante el periodo en que se cometían este tipo de abusos. Escardó emitió un tuit comentando las palabras de Moroni: «Llorando leo lo que dice el superior del Sodalicio en El Comercio. Me dijeron mentiroso y loco por 15 años».

LEE TAMBIÉN…