Un año después: Infra-criminalización en Ayacucho

288

Hace un año en Ayacucho se denunció un caso de intento de feminicidio. Adrian Pozo, hijo del regidor de Huamanga habría agredido físicamente a su expareja en un hostal, arrastrándola por el piso de la recepción insistiendo en que regrese a su habitación.

Mayor agresión fue detenida gracias al apoyo de personal del hostal y Pozo fue llevado a la comisaría. Sin embargo, fue liberado pocas horas después.

La víctima, Cindy Arlette, afirma que su agresor trató de violarla, incluso de matarla cuando ella le dijo que quería terminar su relación: “te voy a matar. Si no es por las buenas es por las malas, tú no me vas a dejar prefiero verte muerta”. También reportó una rotura de cabeza y heridas en el rostro, el cual “pasó por todas las escaleras”.

Arlette declaró tener miedo que su denuncia no proceda. A un año del incidente reconoce sentirse “insegura” pues su expareja fue sentenciado solamente por lesiones leves, teniendo que cumplir con un año de prisión preventiva, encarcelamiento de cual ya ha sido liberado, y un pago de S/. 5 mil.

Liz Melénndez, directora de Flora Tristán, institución feminista que vela por la ciudadanía de las mujeres, opina que la sentencia debió ser por tentativa de feminicidio, con una pena mínima de 12 años en prisión. Dice que este caso es evidencia de infra-criminalización por parte de la Corte Superior de Justicia.

Pozo le dijo a las autoridades que no recordaba el acontecimiento y que sufre de bipolaridad. En una entrevista hecha por Panorama, el acusado declaró:

“Muchas personas allegadas a mí me han dicho que ella es una perversa, que no es la primera vez que actúa así, que con varias de sus ex parejas ha hecho lo mismo y que conmigo ha tratado de sacar provecho por la cierta importancia que tiene mi familia”.

 

Por otro lado, su padre dijo:

“No justifico nada de estos hechos (…) Me preocupa ella como mujer, como todas las mujeres también, que no sean víctimas de agresiones, pero que no se victimice tampoco, porque no se trata de destruir personas, destruir la honra, destruir familias, como la mía se encuentra ahora”.