Un café con el ex Ministro de Cultura Alejandro Neyra

404

Estamos acostumbrados a colegir el patriotismo con la demagogia, los políticos lo usan para exacerbar ánimos de un electorado volátil. Pero pocas veces (aparte del fútbol) vemos un patriotismo sincero y profesional. Un patriotismo que da frutos e inspira.

Alejandro Neyra estudió Derecho en la PUCP al mismo tiempo que Literatura en San Marcos. Luego llegó a la Academia Diplomática y ahí encontró su lugar. En su foto de graduación lo acompaña el ex Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuellar y el Presidente Paniagua (ambos peruanos bastante ilustres), buen augurio que le daría una especial motivación para trabajar por el país golpeado y falto de funcionario honestos que realmente desearan un Perú mejor.

Ginebra, La Haya, Santiago de Chile, son algunas de sus misiones como miembro de la diplomacia peruana. Pero ha trabajado tanto afuera como adentro. El Palacio de Torre Tagle le es un ambiente familiar, pero no solo las relaciones exteriores son su fuerte. También lo es la cultura y vaya que ha sabido conjugar sus talentos. Un ejemplo de ello fue su brillante desempeño como Agregado Cultural del Perú en Chile. El año 2017 fue designado Director de la BNP (Biblioteca Nacional del Perú) y este acercamiento inicial con Chile que mencionábamos lo ayudó a concretar la devolución de más de 750 libros sustraídos en la Guerra del Pacífico (entre ellos libros valiosísimos como biblias europeas y la colección privada de José de San Martín) a cambio de un busto del Inca Garcilaso de la Vega. Si eso no es una excelente negociación, es arrepentimiento de nuestro hermano país, pero me inclinaré por lo primero.

Lo curioso, dice Neyra, es que si esos libros no hubiesen sido robados en los saqueos de la guerra, se habrían terminado incendiado junto a los otros miles que años después accidentalmente se quemaron con la totalidad de la antigua Biblioteca Nacional (Avenida Abancay). Todo pasa por algo.

Pero su paso por la Biblioteca se vio interrumpido ante la renuncia de Salvador Del Solar (que no quería ensuciar su promisoria carrera política con el indulto, él le pidió que lo sucediera en la cartera de Cultura. Alejandro es funcionario público desde hace más de una década y está programado para dirigirse al lugar que se le requiera. Poco le importaron las críticas de los colegas escritores e intelectuales por conformar el llamado “Gabinete de la Reconciliación”, su objetivo era claro, trabajar por el país cuando este más lo necesita. La gestión de Del Solar había sido buena y había que darle cierta continuidad, fue quizás lo que pasó por su cabeza y de hecho lo logró. Ahora que PPK solo es un mal recuerdo, Neyra regresa a la diplomacia y lo sucede Patricia Balbuena, quien ya trabajaba con ese mismo equipo, pero en la parte de interculturalidad.

Alejandro habla tranquilo, sin mucha pompa, viste elegante y es muy educado. Apareció para la entrevista caminando, puntual y sin apuros. “Vengo de visitar a un amigo que vive cerca y está haciendo una investigación muy interesante, luego de esto iré a ver mis padres.” Su vida ha regresado a la normalidad después de ese breve aunque intenso paso por el Ejecutivo, ahora tiene más tiempo para la familia, los amigos, su pasión por la literatura y esa sana obsesión por descubrir qué significa ser peruano.

Dice que una vez alguien le hizo darse cuenta que todos sus libros llevaban al Perú en sus títulos y no es broma. Desde Peruanos de Ficción hasta su saga de espías CIA Perú 1985-1990. Y sí, tiene una saga de espías que se desarrolla en nuestro país, en el contexto de la guerra contra en terrorismo y usa la ficción para contar con una fórmula atrapante nuestra historia reciente. De hecho esta entrevista nació así, me enganché a su saga literaria como quien se engancha a una serie gringa en Netflix y decidí contactarlo para saber más.

A continuación la primera parte de la entrevista con este peruano que (para nuestra suerte) no es de ficción, sino de carne y hueso.  Genera un sincero orgullo saber que hay funcionarios en el Estado que tienen estas cualidades.