Una Encuesta que llama la Atención, por Federico Prieto

948

 

La opinión pública ha visto irrumpir en las informaciones y comentarios de julio los resultados de una encuesta de la Facultad de Teología de Lima, porque reivindican el sentir cristiano de la población, a pesar de las campañas anticlericales de las ONGs subsidiarias de los centros internacionales del neopaganismo del siglo XX, siempre dispuestas a propiciar doctrinas materialistas.

Periodistas políticos, económicos y religiosos se han referido a ella en diversos tonos, como congresistas y dirigentes partidarios, y asimismo lo ha hecho el cardenal en su oración patriótica del 28 de julio. ¿Cuál es la trascendencia de esta encuesta y de los resultados de la misma? Pues, refutan estadísticas amarradas, verdades a medias, consultas inducidas y otros trucos habidos y por haber para desdibujar el rol magisterial de la Iglesia Católica en el Perú.

Me contaba un colega que un embajador de un ilustre país europeo había comentado que los analistas de la encuesta y los comentaristas de la misma parecieran decirle al gobierno lo que debe hacer. Pero el hecho es que este gobierno venía caminando por la vía correcta, por lo que los resultados de la encuesta no sólo no le molestan sino que lo respaldan. De ahí la cordialidad del presidente con el cardenal en el Tedeum, como vimos todos en vivo y en directo.

El nivel de confianza de la población hacia la Iglesia católica casi toca el 80%, lo que la sitúa como un interlocutor válido en la vida social, política, económica y cultural, en los temas que interesan de consuno al Estado y a la comunidad religiosa del país. De ahí que sus pronunciamientos sobre la familia gusten al 98% de los peruanos, que la  consideran muy importante o importante.

La ira nada santa de los detractores de la familia no se hizo esperar. Los abortistas, que como se ha dicho hace pocos días, lucran con el fruto inocente de sus crímenes, han elevado el grito a los organismos internacionales, ya que no pueden elevar el grito al cielo. La burla diabólica al cardenal por la defensa de la familia, que ha venido de personas no heterosexuales, ha reflejado la rabia impotente de los fracasados, que no  quieran dar su brazo a torcer, a pesar de lo torpe de sus propósitos

En síntesis, esta es una encuesta –llevada a cabo por la empresa Vox Populi–  que limpia la atmósfera peruana de los humos que oscurecen la verdad de la vida y del amor, del matrimonio y la familia, de la religión y la fe.