Una reflexión de maestra en este 2015 escolar que se inicia

1.067

Muy pronto empezará el año escolar 2015 y no dejo de pensar en el artículo de una de mis escritoras favoritas, la que me llevó a conocer su pensamiento en sus artículos periodísticos, en sus novelas y escritos que he recorrido desde hace ya un buen tiempo lector: Rosa Montero.  Y es que recuerdo su artículo “¿Cómo aprender de los malos ejemplos?”  Sí, publicado en El Comercio el 14 de diciembre de 2014,  en exclusividad desde el diario “El País”. En pocas palabras recupero que ella plantea que el sistema de los  ejemplos negativos funciona en todos los registros de la vida y esto me lleva  a pensar en mi vida como maestra de un colegio. Me cuestiono si soy una profesora rota, manchada, calamitosa, humana, capaz de mostrar mis derrotas, mis frustraciones.

Luego de un rato de reflexión, me detuve  reparando en otra idea que planteaba Montero, el atasco en la vida, ya lo dice: “La vida es un puro atasco, la verdad. Y sin embargo, la inmensa mayoría de las veces  se supera, se sale”.  En esta idea pensé más aún. Porque si bien se hablaba de los atascos en los que nos vemos los escritores, en esas inmensas sequías, de las que luego volvemos, de las que demoramos en salir para encontrar la inspiración, pienso que mi atasco como maestra lo he superado; cada año doy lo mejor de mis recursos, de mis valores, de mis conocimientos y junto con mis alumnos supero a la profesora rota, manchada, calamitosa y frustrada; surge, así,  la maestra humana que sí es capaz de remediar su derrota emprendiendo la salida del atasco, precisamente con ellos.

Entonces,  una de las maneras como de los atascos he salido ha sido sensibilizando a un grupo de adolescentes, los que tienen que cumplir con sus horas de servicio social. Estamos yendo a la Asociación de Esclerosis Múltiple Perú, una Asociación amiga del colegio, los chicos la conocen.  Allí van socializan con los asociados, son sus manos, sus ojos, son sus palabras y son su risa, su alegría, sí,  cada martes por la tarde.  Por eso,  del atasco en el cual se ve la vida de los asociados con esta enfermedad que deteriora se va saliendo con la labor de mis alumnos. Rosa Montero decía en el artículo mencionado, “Sí, la existencia está llena de atascos colosales, de horas y, a veces incluso,  temporadas demasiado largas en las que te parece que ya no sabes vivir, en las que crees que no vas a poder salir adelante. Divorcios, duelos, pérdidas de empleo, fracasos, enfermedades, ruinas, traiciones de amigos, rupturas familiares, problemas con los hijos, con los padres, con la idea que tienes de ti mismo”.

Mis chicos permiten salir del atasco, hallar la ruta de escape, mostrándoles el presente, mostrándoles actitud, permitiéndoles apreciar el tiempo que tienen y yo como maestra “humana” les permito a ellos-mis alumnos- que lo aprecien y que lo hagan suyo con cada poro de su piel.

Si mis alumnos han tenido que aprender de mis malos ejemplos, entonces han aprendido de una humanidad que ha sido salvar el atasco y vivir la sonrisa del día a día.

Bienvenidos queridos alumnos a este 2015 y a nuestra labor en ESMUP (Asociación de Esclerosis Múltiple Perú).


montero

ROSA MONTERO (escritora española)