Urresti: “Defender a la PNP en este momento equivale a un suicidio político. No importa, moriré defendiéndolos”

"No se puede generalizar y enlodar la dignidad de los policías que arriesgan su vida día a día por darnos seguridad".

1.158

El congresista Daniel Urresti exigió al gobierno del Partido Morado dejar de lado los manoseos de la institucionalidad policial con fines políticos y pensar, más bien, en solucionar la situación de precariedad económica y falta de equipamiento que vienen padeciendo los más de cien mil policías en actividad y en situación de retiro.

“El gran problema de la Policía Nacional del Perú no es que haya más o menos generales, el problema es estructural y viene desde hace muchos años. ¿Creen que los policías viven del aire? ¿Creen que pueden salir a patrullar totalmente desprotegidos? Ellos tienen hambre y siente dolor como cualquiera de nosotros, solo nos diferencia el uniforme”, afirmó el precandidato presidencial de Podemos Perú.

Urresti formuló estas apreciaciones en respuesta al anuncio del presidente transitorio, Francisco Sagasti, quien manifestó que se pasará al retiro a una veintena de generales de la PNP como una forma de tranquilizar a la ciudadanía tras las muertes de dos jóvenes durante las movilizaciones de la semana pasada.

“Los malos policías deben ser sancionados drásticamente, la justicia debe encargarse de ellos, aquel que usa el uniforme policial y comete actos delictivos o criminales merece la cárcel y el desprecio pero no se puede generalizar y enlodar la dignidad de los policías que arriesgan su vida día a día por darnos seguridad”, señaló el exministro del Interior.

Al referirse al nuevo comandante general de la PNP, César Cérvantes, el también presidente de la Comisión de Defensa y Orden Interno del Congreso, sostuvo que aparentemente se ha dejado de lado la línea de carrera policial para favorecerlo por su cercanía con ciertos personajes políticos.

“En los círculos policiales se comenta que el general Cervantes es un hombre de mucha confianza de Carlos Basombrío, ministro del Interior de Alejandro Toledo; y del congresista morado Gino Costa, quien también fue viceministro de Toledo”, afirmó Urresti.

No obstante, estas discrepancias, Urresti expresó sus esperanzas de que todas estas movidas en los altos mandos policiales tengan una repercusión positiva en la disminución de la inseguridad ciudadana.