Urresti y su canallada, otra vez.

450

Señor ministro del interior, ha demostrado, otra vez más, ser un incompetente en la materia que su despacho solicita.  No solo ha quedado claro, por el tiempo que hemos tenido que soportar los peruanos verlo en televisión, que la labor que usted realiza en el gobierno ha sido más que todo un teatro. La delincuencia no ha disminuido, el sistema policial sigue siendo ineficaz, etc. También me queda claro que usted no conoce bien la materia de su despacho y es por eso que declara en la prensa cosas que no tienen nada que ver con la seguridad ciudadana.

Todos los peruanos queremos que Manuel Burga salga de la FPF, señor Urresti, pero ese no es un tema que le competa al ministerio del interior. La FPF se rige por las leyes de la FIFA porque es una entidad privada. Esa novela que usted ha creado es totalmente inconsistente, eso sí, ayuda a aumentar su popularidad. Si ha inventado la novela para aumentar su popularidad, es usted un canalla y, por el otro lado, si usted intervino sin conocer, es usted un burro ¿Canalla o burro? Le recuerdo que no es la primera vez que ocurre este tipo de cosas.

Pero no le bastó con armar el teatrín para las cámaras, quiso ir más allá, señor Urresti, impidió que se jugase la final del futbol peruano. Analicemos el tema. El club Juan Aurich, afirmó que recibió conforme todos los permisos necesarios para jugar el primer play off. Usted salió en la prensa a decir que, por el tema de la COP20, la policía no podía dar garantías en otra ciudad que no sea Arequipa, además, propuso que se jugara a puertas cerradas. Siempre es necesario, señor Urresti, revisar lo que se va a decir ante la prensa, o sea que, la policía peruana no está en condiciones de cuidar dos eventos al mismo tiempo ¿Tan mal estamos? ¿En tan pobre condición está su cartera? ¿Qué ha hecho usted para que la situación mejore? ¿Canalla o burro? Dijo también que no daría garantías al fútbol peruano ya que este es una actividad privada, dijo que eso  no le compete a la policía nacional. Agregó que son los clubes peruanos quienes deben contratar seguridad privada.

Vayamos por partes, señor Urresti, con esas declaraciones quedó demostrado que no está preparado para manejar un ministerio. El artículo 166° de la Constitución dice: La Policía Nacional tiene por finalidad fundamental garantizar, mantener y restablecer el orden interno. Presta protección y ayuda a las personas y a la comunidad. Garantiza el cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio público y del privado.” Es decir, por más de que el espectáculo sea de una actividad privada, la policía lo debe garantizar. Ante lo que usted ha hecho, sea canallada o burrada, se puede interponer una acción de incumplimiento. Además, la ley 30271, artículo 5, dice lo lo siguiente: “En los espectáculos deportivos profesionales, los organizadores deben contratar el servicio de vigilancia privada, e incluirlo en el plan de protección y seguridad, para complementar la seguridad que brinda la Policía Nacional del Perú, de modo proporcional y necesario al número probable de asistentes y demás personas que resulten involucradas en la realización de estos eventos, a fin de cautelar y proteger la vida y la integridad de las personas, así como el patrimonio público y privado.” Lo que quiere decir que la policía sí está obligada a dar las garantías de caso y que la seguridad privada es complementaria ¿Canallada o burrada? ¿Falta de información o cortina de humo?

Lo peor de todo, señor Urresti, es su intransigencia porque los clubes que disputaban la final ofrecieron varias soluciones para superar el impase. La contratación privada, pagar gastos extra, pero su despacho se negó. A lo que voy, un ministro debe ser un concertador, debe solucionar los problemas, no aumentarlos. Señor Urresti, por esa novela que usted creó se perjudicaron miles de personas, no solo los que compraron las entradas sino también quienes querían verlo por televisión. Aplaudo que quiera mejorar el fútbol peruano, todos queremos, pero eso no le compete. Sea usted un burro o un canalla, en ambos casos no está preparado para manejar dicha cartera, en ambos casos no deja de ser parte de un teatrín. Señor ministro, ojalá que su ineficacia o sus temas políticos no nos siga perjudicando, mientras tanto, la inseguridad ciudadana sigue en aumento.