US$ 2955 millones en canon petrolero no fue supervisado ni registra rendición de cuentas por ninguna entidad del Estado

• En los últimos cinco años el sector hidrocarburos aportó 4 991 millones de dólares en regalías y 3 300 millones de dólares en inversiones.

366

Actualmente, el canon y sobrecanon petrolero que reciben las entidades del Estado no es supervisado ni registra alguna rendición de cuentas por ninguna entidad del Estado, señaló el presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú, José Ignacio Beteta, durante la presentación del informe “Contribución de las actividades de hidrocarburos a la economía del país y de Tumbes”, realizada en la región de Tumbes.

Recientemente, Perupetro informó que en los últimos cinco años el sector hidrocarburos aportó 4 991 millones de dólares en regalías y 3 300 millones dólares en inversiones. Asimismo, 2 955 millones de dólares en canon para las regiones productoras, como Loreto, Ucayali, Cusco, Piura, Tumbes y la provincia de Puerto Inca en Huánuco.

En ese sentido Beteta enfatizó que “sería importante que la Contraloría General de la República pudiera incorporar en sus acciones de control la supervisión y el destino de estos recursos que deberían beneficiar directamente a la población y no formar parte de los gastos corrientes o de mantenimiento de las Entidades del Estado que reciben estos recursos¨.

Explicó que en muchas ocasiones los pobladores de las regiones o grupos directamente impactados por la actividad de hidrocarburos, no comprenden la importancia de esta inversión porque no perciben los beneficios en obras directas para ellos, debido a que los ingresos de canon y sobrecanon son utilizados por las entidades del Estado para sus gastos corrientes o de mantenimiento, en perjuicio de la población donde se realiza la actividad.

Inversión en hidrocarburos favorece la economía de las regiones

Beteta señaló que existe una relación directa entre la inversión total que se realiza en los lotes de hidrocarburos y la contribución económica que reciben las regiones en donde se realiza la actividad; es decir, que mayor inversión en los lotes de hidrocarburos, mayor son los beneficios sociales: menor pobreza y mayores ingresos para las regiones.

Por ejemplo, el informe data que entre el 2007 y el 2015, el índice de pobreza en Tumbes se redujo de 25% a 11% -en más de la mitad-, al mismo tiempo que, la inversión en hidrocarburos se incrementaba en la zona. No obstante, a partir del 2016, con la reducción de la contribución económica de hidrocarburos, el índice de pobreza está incrementándose, alcanzando al 2017 un 13%. Asimismo, el ingreso promedio mensual de Tumbes ha crecido, entre el 2004 y el 2012, más del doble, pasando del 196 US$ a 424 US$; a partir del 2013 mantiene un ritmo decreciente, llegando a los 352 US$ en el 2017.

Esta relación directa entre el índice de pobreza, el ingreso promedio mensual y la inversión del sector hidrocarburos se da en otras regiones que también reciben una contribución económica por la actividad, tales como Ucayali, Loreto, Huánuco, Tumbes, Piura y Cusco, existe una.

El directivo de la Asociación de Contribuyentes del Perú señaló que este indicador coloca en evidencia la correlación existente entre la inversión del sector hidrocarburos, el índice de pobreza y el ingreso promedio mensual, el cual se altera significativamente en relación al incremento o reducción de su inversión, respectivamente.

Elaboración: ACP Fuente: Perupetro, SUNAT

Conflictos sociales

El informe también muestra que los conflictos sociales en hidrocarburos están relacionados a una disminución en la inversión en los lotes. En el 2010 los conflictos sociales empiezan a aumentar y para el 2012, la conflictividad social incrementa sustancialmente (de 9 a 17), así como a su vez disminuyen drásticamente las inversiones a partir de ese año (de US$ 1,880 millones a US$ 1396 millones).

Al respecto Beteta señaló que esto llevó que al 2017, los conflictos sociales fueran tres veces los del 2012 (de 9 a 25) y la inversión en hidrocarburos cayó a la cuarta parte (de US$ 1880 millones a US$ 487 millones), en relación al año 2012.

Elaboración: ACP Fuente: Perupetro, Defensoría del Pueblo

Ejecución del canon y sobrecanon petrolero en Tumbes

El informe señala que en los últimos 10 años, la región de Tumbes ha recibido por concepto de canon y sobrecanon petrolero un monto de s/ 1 504 millones, en promedio s/ 150 millones anuales, de los cuales 65% (s/ 98 millones) de estos fueron distribuidos entre los Gobiernos Locales de manera relativamente equitativa entre las 3 provincias de Tumbes (Contralmirante Villar, Zarumilla y Tumbes). Asimismo, el Gobierno Regional recibió el 30% (s/ 45 millones) del total de recursos, y 5% (s/ 7.5 millones) la Universidad Nacional de Tumbes.

José Ignacio Beteta comentó que “si bien, en los últimos 3 años, el canon y sobrecanon petrolero de la región de Tumbes recaudó un total de s/ 332 millones, tan solo un 55% (s/ 184 millones) de este recurso se utilizó para financiar 790 proyectos asignados; siendo los recursos dispersos, puesto que el 80% de los proyectos sólo percibe el 24% del total de recursos; mientras que el 20%, el 76% del total”.

Agregó que “esta dispersión ha generado que la población no perciba el impacto directo de la inversión del sector hidrocarburos en la región; por tanto, que no sea consciente de la importancia del sector hidrocarburos en el desarrollo de la región de Tumbes”.

Por otro lado, Beteta detalló que el 45% restante del total recaudado durante los 3 años, equivalente a s/.148 millones, se ejecutó sin un proyecto asignado, del cual S/.108 millones han sido ejecutados sin tener ningún producto específico asignado, equivalente a decir sin ningún proyecto de inversión pública en concreto.

El informe data que los gastos realizados sin tener un producto específico asignado corresponden en su mayoría (76%) a contratación de servicios, tales como: servicios profesionales y técnico en un 48% ( s/ 52 millones); servicios de mantenimiento y reparaciones en un 26% (s/ 28 millones); gestión administrativa en un 14% (s/ 15 millones); mantenimiento de infraestructura pública en un 13%(s/ 14 millones), entre los principales, demostrándose que al menos la tercera parte del canon y sobrecanon de la región Tumbes se ejecuta para gasto corriente, es decir para los gastos de mantenimiento de las entidades del Estado y no para generar obras en beneficio directo a la población de Tumbes.

Finalmente, en los últimos 10 años, la contribución del canon y sobrecanon petrolero a la Universidad Nacional de Tumbes fue en promedio s/ 75 millones, representando el 21% (s/ 7.5 millones) de su presupuesto anual. Asimismo, la Universidad se ubica en tercer lugar -en relación al nivel de presupuesto asignado por estudiante- con más de s/ 20 mil por estudiante, cercano a los niveles de la Universidad Agraria La Molina y la Universidad Nacional de Ingeniería, ambos en los puestos 2 y 4, respectivamente.

Cabe detallar que, este Informe es el primero de otros que se realizará en otras regiones del país que registran actividad en el sector hidrocarburos, con el objetivo de analizar la utilidad de los recursos por concepto de canon y sobrecanon petrolero, que a la actualidad no se auditan por ninguna entidad del Estado. El próximo informe se realizará en Piura.