Vacar o no vacar, por Carlos San Román

«No hay duda y más bien hay claridad sobre lo que significa ser un “incapaz moral”.  Lo que estamos viviendo es una vergüenza nunca vista y el Congreso hoy es quien debe actuar sin temor».

2.299

¿Vacar o no vacar? Es el dilema de muchos peruanos.  Para mí no hay dilema. Vacar al Sr. Castillo a pesar de los riesgos que pareciera haber, es el deber ser.

Primero veámoslo desde el punto de vista de la incapacidad moral permanente.  El artículo 113 de la Constitución Política del Perú indica lo siguiente: “La Presidencia de la República vaca por… Su permanente incapacidad moral o física, declarada por el Congreso.”

No hay mayor incapacidad moral que poner a cargo de los ministerios a investigados, acusados y sentenciados por delitos como el terrorismo.  Esto es una afrenta al país, a las familias de los miles de asesinados por el terrorismo y en general a todos los ciudadanos de bien.

El Sr. Castillo en estos pocos días de mandato y en toda su campaña, ha demostrado no sólo ser incapaz en términos generales, cuando no sabe lo que es un monopolio o no puede armar su gabinete completo, sino especialmente desde el punto de vista moral.   Así que suficiente motivo tendría el Congreso para hacerlo.

Por otro lado, leo a muchas personas diciendo que no es momento, que debemos esperar.  Están haciendo un cálculo que creo yo, es tan arriesgado como errado.  ¿Cuándo será el momento adecuado?  Tenemos claridad sobre la principal intención del dúo del terror Vladi / Pedro respecto al cierre del Congreso, van por ello, lo dijeron en campaña y tienen las herramientas para hacerlo.  Si el Congreso da la confianza al gabinete de ministros para evitar el cierre constitucional, el Ejecutivo no parará de hacer cuestión de confianza por cada iniciativa absurda que tenga, hasta conseguir su objetivo.  Eso ya lo vimos y las denegaciones fácticas han sido el precedente que necesitan.  Si no vacan ahora, esto se enfriará y el Ejecutivo ganará una mejor posición de cara a los que ellos llaman “el pueblo”.

Buscar los 87 votos debería ser el principal objetivo de la oposición en el Congreso, para luego preocuparse por el nuevo dúo del terror Vladi / Dina.  ¿Sería este dúo peor que el actual? A estas alturas creo que no hay diferencia, pero por lo menos ellos tendrían muy en claro que no estamos para aceptar a delincuentes a cargo de las instituciones y deberían no arriesgar una segunda vacancia, la cual por supuesto sería ideal.

Así que para mí no hay dilema. No hay duda y más bien hay claridad sobre lo que significa ser un “incapaz moral”.  Lo que estamos viviendo es una vergüenza nunca vista y el Congreso hoy es quien debe actuar sin temor.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.