Venezuela: ¿Qué facultades tendrá la oposición en la nueva Asamblea Nacional?

1.124

Luego de unas elecciones apabullantes -en las que la oposición triunfó en 19 de los 23 Estados del país- la Mesa de Unidad Democrática (el partido que arropa a las fuerzas opositoras al régimen del chavista Nicolás Maduro) consiguió 107 escaños de un total de 167 en la Asamblea Nacional Legislativa (el Parlamento venezolano), frente a las 55 curules obtenidos por el oficialismo.

No obstante, todavía falta que el Consejo Nacional Electoral (CNE) designe cinco escaños que podrían cambiar por completo la designación del Parlamento y podrían darle a la oposición una mayoría de dos tercios. El MUD ha anunciado que sí ha conseguido los 112 -es decir, los cinco sin asignación- por lo que podrían poner en marcha reformas más sustanciales que las que la mayoría de tres quintos con las que cuenta.

LEA TAMBIÉN: Maduro: «Reconocemos estos resultados adversos. Ha triunfado la Constitución»

Pero ¿en qué consisten estas denominaciones fraccionarias y que poderes atribuye a la Asamblea?

Primero: Mayoría Simple (Se obtiene con 84 de 167 escaños). Permite designar a la junta directiva de la Asamblea Nacional Legislativa -la que hasta hoy es presidida por Diosdado Cabello-, designar a los magistrados del Tribunal Supremo y al fiscal General. Con esta mayoría, la oposición también podría promulgar una ley de amnistía para liberar a los presos políticos (como Leopoldo López) y pedir el regreso de los expulsados del país.

Segundo: Tres quintos (Se obtiene con 101 escaños). Permite aprobar leyes habilitantes para el Ejecutivo y censurar a ministros y viceministros. Son las facultades con las que hasta ahora, oficialmente, cuenta la oposición tras alcanzar 107 escaños.

Tercero: Dos tercios (Se obtiene con 112 escaños). Permite designar o remover a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y a los rectores del Consejo Nacional Electoral. Puede promulgar leyes orgánicas, promover referendos -como la reducción del periodo presidencial-, reformas constitucionales y someter tratados internacionales a plebiscito. Básicamente, con dos tercios de la Asamblea, la oposición podría quebrar el espinazo construido por el chavismo en los últimos 17 años.