Víctima de discriminación: «No he recibido disculpas del Municipio de San Isidro»

1.255

«Toda pareja tiene derecho a besarse en la vía pública y el límite de una pareja homosexual es el mismo que tiene una heterosexual». Este es un comentario que recibimos recientemente tras difundir el video de Aldo Valderrama, víctima de una discriminación por parte del serenazgo de San Isidro,  solo por haber manifestado el más austero de los gestos de amor: Un beso.

En Lucidez.pe, nos comunicarnos con Valderrama, a quien esta situación le brinda la fortaleza necesaria de decir que lo ocurrido solo es una muestra mas de que falta educar a la población y capacitar a los serenos para forjar una sociedad mas tolerante y libre de homofobia.

Pero recordemos brevemente lo que sucedió. Este es el video de 5 minutos donde se podrá apreciar a un déspota agente de serenazgo:

Aldo, bienvenido a Lucidez y gracias por aceptar esta entrevista. Imagino que debes estar un poco mortificado, indignado por lo que ha sucedido, por la forma como ha obrado el Serenazgo de San Isidro.

En realidad, sí. En el video simplemente he dejado que hable, que se quede registrado el abuso y la discriminación. Fue bien hostil.

Encima, que se hayan presentado varios serenos, como si fueran ustedes unos delincuentes. ¿Cuántos eran, 4 serenos?

Siete. Tres a mi derecha, tres a mi izquierda y al frente, el señor.

¿Qué sucedió exactamente? ¿Qué habían hecho ustedes para que se aparecieran siete efectivos de serenazgo?

Habíamos salido de ‘Listo’, del grifo Primax, entonces para comer lo que habíamos comprado nos sentamos en una de las bancas de la avenida arequipa… Haciendo hora, habíamos terminado de comer, nos íbamos a retirar y habrán sido contados minutos en que mi novio y yo nos dimos un beso y eso fue lo que desató el fastidio de un sereno que estaba atrás. Entonces, vinieron varios efectivos de serenazgo, se estacionaron  frente a nosotros, al costado de la berma del jardín y salieron los seis primeros de negro, pero cuando vieron un celular, se abrieron. No querían salir en imágenes.

7 serenos se aparecieron al mismo tiempo, al frente de ustedes, de la nada, como si fueran a capturar a alguien.

Como si realmente nos fueran a levantar a la fuerza y botar de ahí. Nos dijeron ‘ya, váyanse’. Yo no me iba a mover, o sea, que me expliquen por qué teníamos que irnos. Ahí fue donde saqué el celular y los seis se abrieron y salió solamente el señor. Un tipo recontra déspota.

Pero es importante aclarar que tu no estabas realizando ningún acto que vaya contra el pudor y la moral pública.

Discúlpame, no creo que el echo de que estemos en cualquier momento un hombre o una mujer encima de las rodillas de su pareja atente contra alguien.

Más bien, sí sería razonable que, así sea una pareja homosexual o heterosexual que estén realizando algo impúdico en la vía publica, el serenazgo intervenga, pero en este caso ustedes estaban demostrando el más austero de los gestos de amor, es decir, un beso.

Y para justificar su forma de actuar primero dicen que estaba sentado en las piernas, luego dicen que es un acto impúdico, luego dicen otra cosa. Agrandan, agrandan y agrandan sin tener pruebas de lo que sucedió.

Eso es lo que se aprecia en el video, que poco a poco se intenta inculparles de haber hecho algo incorrecto en la vía pública. Pero, cuéntanos, qué sucede después del video…

Lo que sucedió fue que después de 45 minutos de que estuvieron ahí…

¿Estuvieron 45 minutos vigilándolos?

Sí. No seguí grabando porque tenía a los tipos detrás mío y mi temor era que en algún momento pudieran arrancharnos el celular y el video ya no saliera. Entones, dejé de grabar, guardé mi celular, comencé a conversar y tenía aún a los serenos atrás. El señor seguía y seguía hablando. Habrán pasado 45 minutos y de pronto el señor que estaba exaltado se fue. Luego vinieron dos camionetas más de serenazgo y una mas de unos sujetos de chaleco verde, quizás de la municipalidad. Uno de ellos, de una forma más educada, con un mejor trato, pidió que sería mejor que nos retiremos, que nos levantemos. El sujeto estaba preocupado de que llegaran los medios. Por tranquilidad de ellos y del momento no querían que las cosas se hagan mas grandes. Yo le pregunté si le parecía normal que dos chicos del mismo sexo se besen y el dijo que no tenía ningún problema con eso. Entonces le mostré el video que grabé y le dije que para su trabajador sí. Él vio parte del video, abrió los ojos, se sorprendió y pidió disculpas a nombre de su personal. Yo le respondí que de todas formas el acto ya estaba hecho.

Muchas veces las disculpas que hace otro representante del serenazgo son un saludo a la bandera, ¿qué piensas?

Lo que tengo entendido es que han botado al sereno del video. Pero esa no es una solución echar a un sereno porque que fácil es solucionar el problema por el lado del mas débil. Yo creo que deberían capacitar, hacer que sus normas se cumplan.

¿Algún representante de la Municipalidad, un regidor o el mismo alcalde, se han comunicado contigo?

No. Solamente han pedido disculpas públicas en las redes sociales. Dijeron que iban a comunicarse conmigo y hasta ahora nada.

Hablar por redes sociales es muy impersonal, muy insensible…

Y podrán decir por ahí que condenan y rechazan todo tipo de discriminación, pero no ha pasado nada durante todo el tiempo en que se publicó la denuncia [el video]. Todo lo que me he enterado ha sido por periodistas: Salió una nota de prensa donde me piden disculpas y, pues, es muy interesante que el periodista tenga esa primicia y yo no. No he recibido las disculpas ni a facebook, ni a twitter. Esas disculpas ellos la hacen para la prensa.

ACLARACIÓN

Aldo Valderrama se rectificó respecto a que la Municipalidad de San Isidro no le pidió disculpas. En realidad, sí lo hizo pero no fue claro al momento de brindar sus declaraciones para este diario. El Municipio le escribió vía facebook y twitter el siguiente mensaje:

12769364_10156522651920244_1510184812_n

Aldo Valderrama aclara, entonces, que no quiso dar a entender que el Municipio no se había disculpado, sino que no ha vuelto a recibir comunicación alguna respecto a comunicados de prensa, medidas que empleará para que no vuelva a suceder o si algún representante de la comuna tiene interés de reunirse con él.