Vocera de JPP a Pedro Castillo: “La gravedad de los hechos ameritan renuncia, acusación o vacancia”

La vocera de JPP, Ruth Luque, opinó que la gravedad de las acusaciones contra Pedro Castillo amerita “una salida dentro del Estado de Derecho”, como la “renuncia, acusación o vacancia”. Además, solicitó la salida de Zoraida Ávalos de la Fiscalía de la Nación.

639

La vocera de la bancada de Juntos por el Perú (JPP), Ruth Luque, se pronunció sobre la crisis política que atraviesa el país, luego de que Karelim López se acogiera al régimen de colaboradora eficaz y acusara a Pedro Castillo de liderar una organización criminal desde la Presidencia.

A través de su cuenta de Twitter, indicó que “es urgente que todos los involucrados aclaren los hechos denunciados y se pongan a disposición de las investigaciones”, expresando también su respaldo hacia las indagaciones del Ministerio Público.

Respaldo las investigaciones fiscales. Caiga quien caiga, pero sin intereses ni presiones. Reafirmo mi posición de fortalecer mecanismos de colaboración eficaz que sirven de puente para conocer graves hechos de corrupción que dañan nuestras instituciones”, escribió.

En esa línea, la vocera de JPP indicó que la gravedad de las acusaciones contra el presidente Pedro Castillo amerita “una salida dentro del Estado de Derecho”, como su “renuncia, acusación constitucional o vacancia”.

En cuanto al presidente, en todo momento he rechazado las maniobras golpistas que buscan desestabilizar nuestra democracia. Pero, la gravedad de los hechos ameritan encontrar una salida dentro del Estado de Derecho: renuncia, acusación constitucional o vacancia”, comentó.

Además, agregó que los congresistas implicados deben someterse a las investigaciones fiscales y a otros “procedimientos parlamentarios para esclarecer su participación en estos graves hechos de corrupción”, mientras que los ministros aludidos y la propia Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, deberían dejar su cargo.

En cuanto a posible participación de [los] ministros de Transportes y de Vivienda, [de la] Fiscal de la Nación y otros involucrados que ostentan cargos públicos, deben apartarse de sus cargos para garantizar una investigación imparcial que individualice responsabilidades”, explicó.