Wan Liya en Impakto

364

El artista chino Wan Liya presenta sus trabajos en la muestra Revisiones de la galería Impakto en Miraflores.

En una conferencia que se llevó a cabo en la galería, el artista nos contó un poco de su historia y de sus obras. Wan Liya nació en Qingdao, China en 1963. Desde niño tuvo una fuerte inclinación hacia el arte, sin embargo, el artista tuvo otras prioridades al escoger su carrera. Finalizada la Revolución Cultural en China, el joven Wan Liya optó por enrolarse en la Escuela de Navegación de Qingdao. “Conocer el mundo era más importante que el arte” nos cuenta Wan Liya, “la Escuela de Navegación era entonces el único medio que podía llevarme a conocer el mundo.”

Luego de 4 años navegando, Wan Liya tuvo un accidente que lo alejaría para siempre de las cubiertas. Se encontraban en el Golfo de México. Estaba anclando la embarcación al muelle cuando de pronto, una falla en las tuberías hizo que explotaran. Wan Liya recibió un fuerte golpe en la cabeza que por poco le causó la muerte. Wan recuerda al helicóptero americano que lo llevó a ser atendido a una base en E.E.U.U. La tubería le había ocasionado una grave lesión en el cráneo. Al recuperarse, Wan Liya decidió que era tiempo de entregarse al arte. En el 2010 se graduó de la Academia Central de Bellas Artes en Beijing.

Las cerámicas de Wan Liya se caracterizan por ser un vínculo entre la tradición y la contemporaneidad. Una de sus obras emblemáticas actuales consiste en una serie de porcelana blanca que tiene la forma de envases desechables. Un paisaje a tinta azul se distribuye entre las piezas.

paisaje wan LiYA

Además de hacer una referencia directa a la contemporaneidad a través de los envases de uso diario tan característicos de nuestra época, y darles una nueva interpretación a través del ancestral material chino, Wan Liya resucita la tradición china a través del paisaje que distribuye entre sus piezas. El paisaje representado es uno de los patrimonios culturales de china: El viaje del emperador Ming Huang a Sichuan, único cuadro de su autor quien murió a los 18 años. Así, Wan Liya nos ofrece simultáneamente un doble paisaje: industria y tradición.

5809923640_7577a74801

Otra de las grandes obras de Wan Liya que lo hicieron saltar a la fama se encuentra en Holanda. Consiste en una réplica a gran escala de una lámpara de porcelana china, cuyo gran valor permaneció oculto hasta hace unos años. Al ser redescubierta, la lámpara fue vendida por 45 millones de dólares. La compradora decidió obsequiársela al gobierno chino. Hoy se expone en el museo nacional de China. La obra de Wan Liya, inspirada en este tesoro nacional, fue comprada por el gobierno holandés y fue expuesta junto con otras grandes obras en las calles holandesas durante la muestra de esculturas contemporáneas “Den Haag onder de Hemel” (La Haya bajo el cielo).

Holanda también inspiró otro de los trabajos más emblemáticos de esta tercera fase de la obra de Wan Liya. Mientras pintaba unos platos de porcelana hechos en Holanda con tinta china, Wan Liya recordaba un souvenir que había adquirido hace poco en París. Al darle la vuelta se encontró con la icónica inscripción de nuestra cultura materialista MADE IN CHINA. Esto hizo que el artista reflexionase sobre lo que estaba creando y sobre las identidades de los materiales y… ¿realmente podemos seguir atribuyéndole tal o cual nacionalidad a un producto que contiene tantos remixes?

En la cerámica china tradicional, existe un tipo de composición escultórica conocida como “Porcelana Madre”. Esta reúne técnicas de diversas partes de China y formaba parte de las joyas de la realeza. Wan Liya revitaliza la Porcelana Madre y la sitúa en la escena contemporánea combinando remixes digitales, íconos del imaginario global y personal. Además, usa distintas técnicas, entre las cuales no podía faltar el dibujo con oro de 24 kilates. Muchos de los símbolos representados en esta fina vasija de porcelana hacen alusión a la salud, al bienestar y a la riqueza. Esta pieza forma parte de la muestra de la galería Impakto “Revisiones” que estará en exposición hasta el 7 de agosto. La galería abre de lunes a sábado de 2:00 a 8:00 pm y se encuentra en la Av. Santa Cruz 895 en Miraflores.