«Yo no soy el autor de lo más mínimo de los actos delictivos que se han juzgado en este proceso» – Alberto Fujimori

722

El ex presidente, condenado por corrupción, secuestro agravado y homicidio calificado, ha presentado una queja en sus alegatos finales del hecho que le soliciten pagar una reparación civil “muy alta”. Se le solicita 244 millones de nuevos soles, que se sumarán a la cuantiosa cifra que aún no cancela por los otros procesos judiciales en los que fue hallado culpable.

Alberto Fujimori, que según diversas fuentes ordenó un desvío fondos de la Fuerza Aérea y el Ejército con el fin de comprar la línea editorial de diversos medios de prensa, calificó esto como un “tumor maligno que se instaló” durante su Gobierno.  Aseguró que fue responsabilidad de un publicista –refiriéndose al prófugo Daniel Borobio- y a su ex asesor presidencial, Vladimiro Montesinos.

Son comprometedores los  testimonios señalan que el popular chino estaba enterado al detalle de esta campaña de desprestigio.

Uno de sus ex ministros de Defensa, Carlos Bergamino, testificó acerca del desvío de fondos al Servicio de Inteligencia Nacional (SIN),  explicando que conversó con el presidente por teléfono, y que este le indicó que obedezca a Montesinos. Otro de sus otrora allegados Carlos Rosas quien fuese  jefe del SIN, sostuvo que el ex presidente autorizó la utilización de un sector del SIN para favorecerlo durante la campaña reeleccionista.